Versión en EspañolEnglish Version
 
 

EL ORIGEN Y SU FUNDACIÓN

Desde que el Bar El Comercio fuera fundado, allá por 1904, han sido muchas y distintas sus etapas. Al abrir sus puertas, el negocio de la familia Rivera era, además de Bar, Restaurante y Hostal. Los tratantes y comerciantes de la provincia se desplazaban a Sevilla para realizar sus negocios y cerrar sus tratos en esta zona de la ciudad, que ha sido desde entonces la más comercial de Sevilla.

En los mármoles centenarios de sus mesas -que aún se conservan originales-, han posado sus manos, y disfrutado del cálido ambiente de este café-bar, personajes insignes de la cultura, las bellas artes y la tauromaquia sevillana.

En la actualidad, cruzar las puertas de Bar El comercio, es trasladarse en el tiempo, observando cómo se conserva todo de igual forma que cuando se inauguró, a comienzos del siglo pasado: las vitrinas que cuelgan de sus paredes, los azulejos que adornan su mostrador, sus mesas... ...es remontarse a una época dorada de nuestra ciudad con tan sólo traspasar su umbral.

EL TIEMPO PRESENTE

Tradicionalmente, el Bar El Comercio ha ido pasando de padres a hijos, y en la actualidad, aún sigue así: llevado con cariño y atención por Francisco Rivera y Señora.

En los tiempos actuales -con nuestro acelerado ritmo de vida-, entrar en este establecimiento es recuperar unos momentos de sosiego para disfrutar de ese aromático café o de los exquisitos churros con chocolate -que muchos clientes califican sin dudarlo como los mejores churros de Sevilla-, y ese clima de placer saben cuidarlo acertadamente quienes atienden de forma diaria a su clientela nada más traspasar sus centenarias puertas.

INVITACION AL DESCUBRIMIENTO

Si verdaderamente quiere disfrutar de un momento de tranquilidad y recrear sus sentidos con los aromas de un buen café, o el paladar de un fino chocolate bañando en él unos elaborados y exquisitos churros, le invitamos a que descubra la historia y la solera de este singular y simpar café-bar, y que reviva unos momentos de historia apoyado en la barra de su mostrador o en los mármoles añejos de sus mesas de forja, mientras recrea su vista descubriendo los pequeños guiños de la historia de este museo sevillano que es Bar El comercio.

Le esperamos, con el cariño y la atención que usted se merece, a compartir nuestra "parada en el tiempo" y a formar parte de él.

 


Diseño de páginas webs en Sevilla